Bye bye kids

Ayer, a la una del mediodía, la tranquilidad entró por la puerta al mismo ritmo que los niños y niñas de la escuela salían por ella.

Para ell@s ya han empezado las vacaciones. Para muchos padres y madres un suplicio porque no saben que hacer con ell@s (no todos, que no hay que generalizar). Para nosotros, los maestros, empiezan los días en que tenemos que preparar, apresuradamente, el curso que viene. Excursiones, programaciones, horarios y demás. Nos toca valorar la faena que hemos hecho este curso para poder mejorarla o mantenerla, si es que estamos satisfechos con ella.

Las vacaciones están cerca, pero aún no han llegado (aunque haya gente que así lo crea).

Para empezar hoy he podido oír a los pájaros en los árboles de la escuela después de 10 meses. Dentro de 2 meses y medio los volveré a dejar de oír.


P.D. Si todo va bien, de aquí a unas horejas estaré en el Pirineo para descansar un par de días. Digo si todo va bien porqué el coche está en el taller. A ver si hay suerte y me lo tienen preparado.

4 comentarios:

Don't worry, be happy dijo...

Pues que disfrutes de esos dos días, que te los has ganado conc reces. Yo reconozco que no podría ser maestra, me gustan los críos pero sólo para un ratito.

Un beso y a pasarlo muy bien!

Lucía dijo...

Qué descanso eh??

Pues nada, descansa estos días y luego un último esfuerzo y vacaciones!!

conxa dijo...

Si, ya tengo a los nanos en casa, menos mal que en mi caso, se pueden valer por si mismos y ya no tengo que recurrir a escuela de verano y/o abuelos.
pero que desastre de casa me montan!!!

aprovecha y descansa, y a oir los pajaritos lo que puedas jejeje

Bender dijo...

Espero que descanses como te mereces, no sabía que los directores tenían tanto trabajo en verano.