Sin límites




Anita Doth y Ray Slijngaard eran las cabezas visibles y voces cantantes del proyecto techno-pop de principios de los 90 llamado 2 Unlimited. Procedentes de los Paises Bajos, irrumpieron en la escena musical siendo capaces de vender cerca de 20 millones de discos durante los 6 años de carrera musical que estuvieron juntos (de 1991 a 1996), cabe destacar que su éxito solamente se produjo en Europa y América Latina sin poder introducirse en el complicado mercado americano.

Las canciones del grupo se caracterizaban por estrofas rapeadas por Ray y por estribillos super pegadizos interpretados por Anita acompañados por una base instrumental potente, típica de la corriente discotequera y dance que empezaba a surgir en aquellos años.

Entre sus éxitos más conocidos encontramos canciones como las siguientes:

Su primer single y parte de la banda sonora de Space Jam "Get Ready for This):



La canción que da nombre a esta entrada, "No Limit":



"Faces":



Maximum overdrive:



Y una de lentita, que también hicieron "Nothing like the Rain":



Sin duda se trata de un grupo que marcó la línea a seguir a muchos otros que vinieron detrás. De letras facilonas y sin complicaciones y de música potente, consiguieron hacer bailar a innumerables jóvenes europeos y europeas de los años 90.

Discografía:
1992: Ready for this.
1993: No Limits.
1993: Power Tracks (Japón).
1994: Real Things.
1995: Hits Unlimited.

A partir del año 1998 se intenta hacer resurgir el grupo cambiando de cantantes pero no son capaces de repetir el éxito alcanzado por la primera versión.

1998: II.
1998: Best Unlimited.
2001: Greatest Hits Remixes.
2002: Trance Remixes.
2004: The Complete History.
2006: The Greatest Remix Hits.

3 comentarios:

Brontë dijo...

Desde luego, me he tenido que abrir una cuenta Google para poder dejar un comentario!! argggh! jejej Abrid los comentarios para los de wordpress por el amor de dios! :p
Bueno, y ahora que ya lo he dicho, sigo...
Qué momento más revival, no? me había olivdado de estos dos, y eso que me había gustado su música en algún momento de la infancia...!

Lucía dijo...

Ala, Brontë, según los de Blogger eso ya estaba arreglado ...

Yo también los escuché hasta la saciedad en su momento.

krambis dijo...

Me parece que es culpa mía. Lo he mirado y tenía los comentarios restringidos. Perdona Brönte, ahora me pongo manos a la obra para arreglarlo.

Sin duda fueron una sensación en su momento. Yo llegué a comprarme sus discos.